Visita simbólica

Fachada del Nacimiento

Visita simbólica de la Fachada del Nacimiento

Celebra la venida al mundo del Mesías, Jesús, el Hijo de Dios hecho hombre. Recibe también otros nombres: fachada de la Vida, del Gozo y de la Navidad. Está inspirada en los evangelios sobre la infancia de Jesús: Lc 1,5-2,51; Mt 1-2.


Escoge la parte de la fachada que quieres visitar:

Portal de la fe
Portal de la fe
Portal de la esperanza
Portal de la esperanza
Portal de la caridad
Portal de la caridad
Coronamiento del portal de la caridad
Coronamiento del portal de la caridad
Torres campanario
Torres campanario
Escoge el lugar de visita:
Portal de la fe
1
El haz de espigas
2
La divina Providencia
3
La Inmaculada concepción de María
4
La presentación en el Templo
5
Jesús hallado en el Templo
6
La visitación
7
Jesús obrero

Portal de la fe

Esta parte del pórtico está dedicada a la virtud teologal de la fe y a María.

VOLVER
Clica en los iconos de la imagen para más información.
1
El haz de espigas El haz de espigas El haz de espigas

El haz de espigas

Corona el portal de la Fe un haz de espigas de trigo, símbolo del Sacramento de la eucaristía instituido por Jesús antes de la Pasión: "Después de acabada la cena, tomó el pan, dio de nuevo gracias, le partió y diósele, diciendo: Este es mi cuerpo, el cual se da por vosotros: haced esto en memoria mía." (Lc 22,19)

El trigo, en espigas o bien como sagrada forma, también está presente en otros lugares del templo; por ejemplo, en la cúspide de los ventanales del exterior de las naves centrales.

VOLVER
2
La Divina Providencia

La divina Providencia

Un ojo se abre en la palma de una mano derecha (Dextera Dei) rodeada de un halo. La imagen simboliza a la Divina Providencia, cuyo alcance queda reflejado en estas palabras de Jesús a sus discípulos: "¿No es así que dos pájaros se venden por un cuarto: y no obstante ni uno de ellos caerá en tierra sin que lo disponga vuestro padre?" (Mt 10,29)

El creador de la Sagrada Família, Antoni Gaudí, demostró una fe absoluta en la Divina Providencia.

"La Providencia salvaguarda al Templo: en la Sagrada Familia todo es providencial, incluso mi entrada como arquitecto." Antoni Gaudí citado por Cèsar Martinell.

VOLVER
3
La Inmaculada Concepción de María

La Inmaculada concepción de María

Una figura femenina de larga cabellera y mirada inalcanzable cruza los brazos sobre el pecho. Con un pie aplasta, sin esfuerzo, una serpiente enroscada alrededor del orbe. Esta imagen alegórica nos dice que el Mal es del todo impotente ante María, la nueva Eva.

(Ap 12)

Pío IX declaró dogma de fe la Inmaculada Concepción de María en 1854, tan solo veintiocho años antes de que empezara a construirse la Sagrada Familia.

"La Bienaventurada Virgen María en el primer momento de su Concepción, por una gracia y privilegio singular de Dios Todopoderoso y por los méritos de Jesucristo, Salvador del género humano, fue preservada inmune de toda mancha del pecado original." Butlla Ineffabilis Deus (8 de diciembre de 1854)
(Trad.: León Carbonero y Sol)

VOLVER
4
La presentación en el Templo

La presentación en el Templo

Tal como prescribe la ley mosaica, María y José han ido a Jerusalén para cumplir con los rituales de la purificación de la partera y la consagración del primogénito. Quien sostiene en brazos al Niño Jesús es el anciano Simeón, a quien el Espíritu Santo hizo saber que no moriría sin haber visto al Mesías. Tras él está la profetisa Ana.

(Lc 2,22-38)

VOLVER
5
Jesús hallado en el Templo

Jesús hallado en el Templo

José y María contemplan embelesados a su hijo Jesús, que con tan solo doce años demuestra un conocimiento de la Ley igual al de los maestros. Acaban de encontrarlo en el templo, en Jerusalén, tras haberlo buscado durante tres días en la caravana en la que regresaban a Nazaret junto a amigos y parientes. Habían venido a Jerusalén para celebrar la fiesta de Pascua.

Las figuras de Juan Bautista y de su padre, el gran sacerdote Zacarías, flanquean la escena pero no forman parte de ella.

(Lc 1,57-80)

VOLVER
6
La visitación

La visitación

María ha dejado Nazaret para ir a visitar a su pariente Isabel. Ha sabido por el arcángel Gabriel que Isabel también está embarazada, pese a ser estéril y anciana. La mujer recibe a María con estas palabras: "Bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre." (Lc 1,42) El hijo que espera Isabel será conocido como Juan el Bautista, el precursor del Mesías.

Las primeras palabras de Isabel a María forman, junto con el saludo del arcángel, el núcleo original del avemaría. El canto de alabanza a Dios con el que María responde a Isabel es el magníficat de las vísperas.

(Lc 1,39-56)

MAGNÍFICAT (FRAGMENTO): "Mi alma glorifica al Señor: Y mi espíritu está transportado de gozo en el Dios salvador mío. Porque ha puesto los ojos en la bajeza de su esclava." (Lc 1,46-48)

VOLVER
7
Jesús obrero

Jesús obrero

Jesús ejerce como carpintero sentado en el banco de su padre José. Con la mano izquierda sostiene el escoplo; con la derecha está a punto de descargar un golpe de maza.

Cronológicamente, esta imagen aún imberbe del Mesías es la última de la serie de escenas dedicadas a la vida terrenal de Jesús de la fachada del Nacimiento. Resume los años transcurridos entre el final de la infancia de Jesús, simbolizada por el grupo Jesús hallado en el Templo, y el inicio de su ministerio.

(Lc 2,51-4,22; Mt 13,55)

A JESÚS OBRERO (FRAGMENTO): "En Galilea el barquero espera de Ti la barca que el arca divina salve del diluvio del pecado; espera el mundo una Iglesia de inmueble sostén de roca que dé cobijo a los pueblos y a la humanidad amparo." Jacint Verdaguer (1845-1902), Nazareth.

VOLVER
Portal de la esperanza
1
El cavall Bernat
2
El Santo Patrón de la Iglesia Universal
3
Los desposorios de la Virgen
4
José y Jesús
5
La huída a Egipto
6
La degollación de los Inocentes

Portal de la esperanza

Esta parte del pórtico está dedicada a la virtud teologal de la esperanza y a José.

VOLVER
Clica en los iconos de la imagen para más información.
1
El Cavall Bernat El cavall Bernat, en el macizo de Montserrat

El cavall Bernat

Corona el portal de la Esperanza una imagen del Cavall Bernat, uno de los monolitos más conocidos del macizo de Montserrat. La cima esta montaña cobija la abadía donde se venera a la Virgen de Montserrat, llamada popularmente la Moreneta.

El 11 de septiembre de 1881, en vida de Gaudí, el papa León XIII proclamó a la Virgen de Montserrat patrona de todas las diócesis catalanas.

VOLVER
2
El Santo Patrón de la Iglesia Universal Detalle. La paloma en la proa de la barca

El Santo Patrón de la Iglesia Universal

En esta imagen alegórica, San José sostiene con mano firme el timón de la barca de la Iglesia. Una paloma que simboliza al Espíritu Santo impulsa la barca posada sobre una cubierta a dos aguas que recuerda a un arca.

San José fue proclamado Patrón de la Iglesia Universal por el papa Pío IX en 1870, aún en vida de Gaudí.

El fervor josefino que marcó el final del siglo XIX en Cataluña se tradujo en la creación de la Asociación de Devotos de San José, promotora original de la construcción del templo.

"El ilustre Patriarca, el bienaventurado José, fue elegido por Dios prefiriéndolo a cualquier otro santo para que fuese en la tierra el castísimo y verdadero esposo de la Inmaculada Virgen María y el padre putativo de Su único hijo. [...] Por ello, es justo que la Iglesia católica, ahora que José está coronado de gloria y honor en los cielos, lo rodee de magníficas manifestaciones de culto y lo venere con íntima y afectuosa devoción." Carta apostólica Inclytum Patriarcham (7 de julio de 1871).

VOLVER
3
Los desposorios de la Virgen

Los desposorios de la Virgen

Arrodillados el uno frente al otro, María y José juntan las manos para sellar su compromiso de matrimonio. José mira a María; ella, en cambio, baja la mirada. En segundo plano, un sacerdote tiende los brazos hacia los futuros esposos. En primer plano, un ramo de rosas.

Dios Todopoderoso dispuso que María fuera madre por obra del Espíritu Santo, pero dispuso también que Jesús tuviera un padre en la tierra. El elegido para formar la modélica familia que debía acoger al Mesías fue José, y es precisamente en esta escena donde la figura protectora del patriarca hace entrada en la vida de Jesús.

(Mt 1,24-25)

VOLVER
4
José y Jesús

José y Jesús

Jesús, representado como un niño de corta edad, sostiene a una paloma muerta o herida mientras habla con su padre putativo. José hace ademán de tomar al pájaro en su mano mientras atiende con afecto a su hijo.

La escena tiene lugar en Nazaret, localidad donde reside la Sagrada Familia y donde José tiene su taller de carpintero.

Esta imagen cierra la serie de escenas dedicadas a la vida terrenal de Jesús en el portal de la Esperanza.

"Entretanto el niño iba creciendo, y fortaleciéndose, lleno de sabiduría: y la gracia de Dios estaba con él" (Lc 2,40)

VOLVER
5
La huída a Egipto

La huída a Egipto

La Sagrada Familia huye precipitadamente de Israel y busca refugio en Egipto. Un ángel ha advertido en sueños a José de que el rey Herodes mandaría matar a su hijo.

José va a pie; en su rostro se lee el peso de la enorme responsabilidad que le ha sido confiada. María, con el Niño Jesús en brazos, va a lomos de una borrica. El animal se deja conducir dócilmente por un ángel.

VOLVER
6
La degollación de los Inocentes

La degollación de los Inocentes

De rodillas, una madre intenta salvar a su hijo sujetando el brazo armado de un legionario. El soldado levanta al recién nacido para dejarlo fuera del alcance de la suplicante. A los pies del asesino, dos niños que ya han muerto degollados.

La despiadada orden de matar a todos los niños menores de dos años procede de Herodes, quien pretende impedir que el rey de los judíos viva y se cumpla así la profecía. La escena tiene lugar en Belén mientras la Sagrada Familia huye a Egipto.

VOLVER
Portal de la caridad
1
Coronación de María
2
La Anunciación
3
Los ángeles trompeteros
4
El Santo Rosario
5
El himno angélico
6
La adoración de los magos
7
La natividad
8
La adoración de los pastores
9
La columna de Jesús

Portal de la caridad

Esta parte del pórtico está dedicada a la virtud teologal de la caridad o amor cristiano y a Jesús.

VOLVER
Clica en los iconos de la imagen para más información.
1
La coronación de María Entre los ángeles se lee la inscripción Sanctus Deus.

Coronación de María

María, que ha merecido el privilegio de ascender a los cielos en cuerpo y alma, es coronada reina del cielo. Jesús, representado con barba y larga cabellera, es quien sostiene la corona sobre la cabeza de su madre. Ella la acepta con humildad. José, a la izquierda, y una cuarta figura presencian la escena.

La Coronación, posterior a la Pasión de Cristo, es la única escena que queda fuera del marco cronológico general de esta fachada (los primeros años de la vida terrenal de Jesús).

Detrás del grupo, un coro de ángeles rodeados de flores entona el trisagio angélico en honor de la Santísima Trinidad.

VOLVER
2
La Anunciación

La Anunciación

El arcángel Gabriel ha anunciado a María que concebirá al Hijo de Dios por obra del Espíritu Santo. De rodillas ante el arcángel, María agacha la cabeza en señal de aceptación: "He aquí la esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra." (Lc 1,38) Cuando María conciba, el Verbo se hará carne y la profecía de la primera venida del Mesías se habrá cumplido.

(Lc 1,26-38)

Desde el punto de vista cronológico, esta imagen inaugura la serie de escenas dedicadas a la vida terrenal de Jesús en la fachada del Nacimiento.

VOLVER
3
Los ángeles trompeteros

Los ángeles trompeteros

Cuatro ángeles trompeteros anuncian que se acerca el juicio final y, por tanto, la segunda venida del Mesías. Son las cuatro primeras trompetas del Apocalipsis, la última llamada a la conversión. Los instrumentos apuntan en direcciones distintas que corresponden al alcance (tierra, mar, cielo, luz) de las catástrofes anunciadas.

Como en la fachada del Nacimiento, en el Canto de la Sibila se alude a la segunda venida del Mesías cuando éste acaba de nacer. El Canto de la Sibila es un drama litúrgico de origen medieval que sigue representándose en los maitines del día de Navidad, sobre todo en Mallorca.

EL CANTO DE LA SIBILA EN MALLORCA (FRAGMENTOS) El día del Juicio se verá quién ha hecho servicio. Jesucristo, Rey universal, hombre y verdadero Dios eternal, del cielo vendrá para juzgar y a cada uno lo justo dar. Gran fuego del cielo descenderá; mares, fuentes y ríos, todo arderá. Los peces darán grandes voces perdiendo los naturales goces. [...] ¡Oh humilde Virgen! Vos que habéis dado a luz en esta noche al Infante Jesús a vuestro Hijo suplicad que del infierno nos quiera guardar. (Tradicional)

VOLVER
4
El Santo Rosario El Santo Rosario El Santo Rosario

El Santo Rosario

Un rosario de proporciones monumentales enmarca los grupos de la Anunciación y los Ángeles cantores. Las quince medallas corresponden a los quince misterios que integraban el santo rosario en tiempos de Gaudí.

Además, entre las escenas esculpidas en la fachada del Nacimiento se encuentran los cinco misterios de gozo (anunciación, visitación, natividad, presentación y Jesús hallado en el Templo) y uno de los misterios de gloria (la coronación de María).

La devoción mariana del santo rosario debe su difusión al fundador de la orden de los dominicos, Domingo de Guzmán (1170-1221).

"El Rosario es el puente de comunicación entre Dios y el hombre, entre el Creador y la creatura, y este puente es Jesús. Sin Él nadie puede atravesar el abismo que va de la nada, que es el hombre, a la infinitud divina. Y Santo Domingo hizo que ese puente fuera transitable para todos." Josep Torras i Bages (1846-1916), L'etern Rosari [El eterno Rosario]

VOLVER
5
El himno angélico

El himno angélico

Un ángel del Señor ha anunciado a los pastores el nacimiento del Mesías. Un coro celestial representado aquí por nueve ángeles entona entonces el himno angélico: "Gloria a Dios en lo más alto de los cielos, y paz en la tierra a los hombres de buena voluntad."

(Lc 2,14)

El texto de este canto de alabanza está esculpido en latín a los pies de los ángeles: "Gloria in excelsis Deo et in terra pax hominibus bonae voluntatis". Las palabras gloria, Dios y paz destacan por encima del resto.

VOLVER
6
La adoración de los magos

La adoración de los magos

Tres figuras de aspecto noble se postran en presencia del niño que, según la profecía, será el rey de los judíos. Han llegado hasta Belén siguiendo una estrella que han visto en Oriente. Cada uno lleva un doble obsequio para el niño: oro (que significa "limosna"), incienso (que significa "oración") y mirra (que significa "sacrificio").

(Mt 2,1-12)

"Con el oro que los reyes ofrecieron al infante Jesús le confesaron rey; con la mirra le confesaron hombre mortal, y con el incienso le confesaron Dios." Josep Formiguera, Alivio de pastores y pasto de ovejas (1718) (Trad.: Joaquín Miralles y Catalán)

VOLVER
7
La natividad

La natividad

María muestra en un lecho humildísimo a su hijo Jesús, que ha nacido para redimir a la humanidad de sus pecados. José los ampara. A uno y otro lado del grupo están el buey y la mula.

La escena acontece en Belén; José y María han llegado allí procedentes de Nazaret para inscribirse en el censo decretado por César Augusto.

La tradición navideña del belén está relacionada con San Francisco de Asís (1182-1226).

(Lc 2,1-21)

"Quince días antes de Navidad, llamóle Francisco [...] y le dijo: [...] Para hacer memoria con mayor naturalidad de aquel divino Niño y de las incomodidades que sufrió al ser reclinado en un pesebre y puesto sobre húmeda paja junto a un buey y un asno, quisiera hacerme de ello cargo de una manera palpable y como si lo presenciara con mis propios ojos." Tomás de Celano, Vida primera de San Francisco de Asís, XXX 84 (Trad.: P. Fr. Pelegrín de Mataró).

VOLVER
8
La adoración de los pastores

La adoración de los pastores

Cuatro pastores de edades distintas (entre ellos, un niño) se postran en presencia del Hijo de Dios. Un ángel les ha anunciado el nacimiento del Mesías y han corrido a adorarlo. Le llevan como regalo cestas con productos de la tierra.

Este grupo ocupa una posición simétrica a la de la adoración de los Magos.

VOLVER
9
La columna de Jesús Detalle de la serpiente con la manzana en la boca Detalle de la columna de Jesús

La columna de Jesús

Esta columna con forma de palmera sirve de base a la escena de la Natividad. Por el tronco asciende una cinta con los nombres de los antepasados paternos de Jesús, empezando por Abraham y acabando con Jacob, padre de José. Es la genealogía de Jesús según el Evangelio de Mateo.

(Mt 1,1-17)

Al pie de la columna puede verse, no sin cierta dificultad, la serpiente que tentó a Eva en el paraíso con el fruto del árbol de la vida. Aún lleva en la boca el fruto tentador. Una reja hecha de una sola pieza por la mano de Gaudí rodea la parte baja de la columna.

"La antigua serpiente te instigará y exacerbará; pero se ahuyentará con la oración; además, que ocupándote en útiles ejercicios le cerrarás una gran puerta de entrada." Imitación de Cristo, III 12, 24 (Trad.: redacción de El Monte Carmelo)

VOLVER
Coronamiento del portal de la caridad
1
La Santísima Trinidad
2
El ciprés
3
El pelícano

Coronamiento del portal de la caridad



VOLVER
Clica en los iconos de la imagen para más información.
1
La Santísima Trinidad Trono de gracia del siglo XVI obra de Antoni Marquès. Forma parte del retablo de la Trinidad de la Colegiata Basílica de Santa María de Manresa.

La Santísima Trinidad

El punto más alto del portal de la Caridad y de toda la fachada del Nacimiento (excepción hecha de las torres) es un símbolo de la Santísima Trinidad. Consiste en una cruz integrada por varios elementos: en la parte superior, una paloma que simboliza el Espíritu Santo; debajo, una cruz de tau (es decir, de tres brazos) de color sangre que representa a Jesucristo, y, abrazada a ésta, otra cruz dorada que representa a Dios Padre sosteniendo al Hijo crucificado. Es una nueva visión, no figurativa, del tema del trono de gracia, de larga tradición iconográfica.

VOLVER
2
El ciprés

El ciprés

Corona el portal de la Caridad o Amor Cristiano, por encima de varios símbolos eucarísticos, un ciprés rodeado de palomas blancas. El ciprés, árbol de larga vida y hoja perenne, asociado desde antiguo a los lugares sagrados, simboliza la eternidad del amor de Cristo. El ciprés también es el árbol de la bienvenida en las casas de campo catalanas.

A los pies del ciprés hay dos escalas que evocan la de Jacob. Detrás, un puente une dos campanarios.

"¿Qué será de mí, Señor, y en dónde hallaré una escala por la que subir a los soberanos cielos?" Ramon Llull (ca. 1232-1315), Llibre de contemplació, II 32, 29 [Libro de Contemplación] .

VOLVER
3
El pelícano

El pelícano

Sobre una corona y un huevo con el monograma de Jesús (JHS), un pelícano alimenta a sus dos polluelos. Se trata de una alegoría eucarística de origen medieval basada en una imagen legendaria del pelícano aún más antigua. Se había creído que la hembra del pelícano era capaz de alimentar a sus polluelos con su propia sangre; de ahí la identificación con el sacrificio de Cristo.

TE ADORO CON FERVOR (FRAGMENTO)Jesús mío, pelícano piadoso, con tu sangre mi pecho impuro limpia; que de tal sangre una gotita puede todo el mundo salvar de su malicia. Tomás de Aquino (1225-1274)

VOLVER
Torres campanario
1
Las insignias episcopales
2
El Trisagio
3
Bernabé

Torres Campanario

Las torres campanario están dedicadas a los doce apóstoles.

VOLVER
Clica en los iconos de la imagen para más información.
1
Las insignias episcopales

Las insignias episcopales

Los pináculos de los campanarios están dedicados a los obispos, que ocupan el grado más alto en el ministerio sagrado como sucesores de los apóstoles. Estos pináculos están formados por las enseñas episcopales: el anillo, el báculo, la mitra y la cruz. La forma del pináculo es el báculo; el remate es la mitra, con la cruz, y el orificio es el anillo.

"¡Mire este final! ¿No es verdad que parece que una la tierra con el cielo?" Antoni Gaudí citado por Cèsar Martinell

VOLVER
2
El Trisagio

El Trisagio

En los campanarios coinciden tres inscripciones procedentes de la liturgia eucarística. La más visible, a media altura, es el trisagio en latín: Sanctus, Sanctus, Sanctus ("Santo, Santo, Santo"). Más arriba, justo debajo de los pináculos, encontramos, en vertical, las palabras Hosanna y excelsis ("Hosanna en el cielo" si la frase estuviera completa). Más abajo, Sursum Corda ("Levantemos el corazón"). Así pues, se respeta el orden litúrgico.

VOLVER
3
Bernabé

Bernabé

Este campanario, dedicado al apóstol Bernabé, es el único que Gaudí pudo ver terminado. Cada torre campanario está dedicada a un apóstol, pero no necesariamente a uno de los doce iniciales. Bernabé es una de estas excepciones, junto con Pablo de Tarso (fachada de la Gloria), con quien predicó la Buena Nueva.

A izquierda y derecha de la figura de Bernabé, representado en la cátedra, hay una serie de letras que forman su nombre y la palabra apóstol en latín: Barnaba Apostolus.

VOLVER